La cámara VPC-HD2000A de Sanyo va adonde nunca ha ido ninguna otra de aficionado: 1080/59.94p

Al inicio de la llegada de cámaras HD profesionales y asequibles, JVC se limitó a grabar en 720p, Sony se limitó a 1080i… y Panasonic ofreció la grabación a ambos (aunque sus sensores originales eran de 960×540, de manera que cualquier grabación HD era interpolada). Hoy en día, muchos de los modelos más recientes de JVC, Panasonic y Sony ofrecen la grabación en 720p, 1080i ó 1080p en una sola cámara. Sin embargo, por el hecho que la velocidad de cuadros máxima en estas cámaras profesionales HD asequibles han tenido una limitación de 29.97p en modo 1080p, los que favorecemos la producción en video progresivo hemos tenido que confrontarnos con una concesión u otra: priorizar la resolución espacial (1920×1080 con una máxima velocidad de 29.97p, para mayor nitidez y menos fluidez) o priorizar la resolución temporal(1280×720 con una velocidad máxima de cuadros por segundo de 59.94p, para lograr la máxima fluidez con menos nitidez HD). Muchos de nuestros lectores ya han leído ese debate en mi artículo Cuando el 25p le gana al 24p. Para muchos productores, la idea de poder grabar 1920×1080 con ±60 cuadros por segundo en modo progresivo ha requerido una cámara como la F23 de Sony, cuyo precio oficial es US$150,000 sin lente u otros accesorios, y ha sido cubierta ampliamente por Art Adams Adam Wilt en la revista ProVideo Coalition. (La cámara RED ONE también ofrece 59.94p  en modo windowed 3K por US$17,500 más lente y accesorios, aunque muchos operadores de la RED ONE prefieren grabar en modo 4K para retener una longitudo de foco familiar. En dicho modo, no cuentan con 59.94p.) Ahora Sanyo ha cambiado esto con algunas de sus cámaras HD, de las cuales la más interesante es la VPC-HD2000A por US$599.95. (Leer más…)