Cuando el uso de YouTube perjudica tus derechos de autor/a, ventaja y poder de negociación

YouTube puede ser un lugar atractivo para hospedar tus obras de video, sobretodo tomando en cuenta que YouTube no cobra dinero por su servicio. Algunos productores de contenido —aquéllos que (aún) no han contratado un servidor de web ilimitado— eligen utilizar YouTube para evitar recargos por exceso de ancho de banda de su proveedor actual de web, y luego embeben el video de YouTube en su propio sitio web. Otros utilizan el servicio YouTube como una galería pública, con el fin de desperatar interés en sus productos o servicios. Muchos de estos productores están completamente inconscientes del hecho que al subir su contenido a los servidores de YouTube, otorgan a dicha empresa una licencia perpetua, irrevocable, global, no exclusiva, libre de regalías, sublicenciable y transferible para utilizar, reproducir, distribuir, preparar obras derivadas y para presentar dicho contenido. Te podrás imaginar que existen casos en los cuales esto puede perjudicar tus derechos de autor/a, ventaja y poder de negociación relacionada con cualquier transacción potencial de venta del contenido o concepto. En este artículo, exploro los detalles y explico los casos en los cuales conviene utilizar los servicios de YouTube, y otros casos donde conviene utilizar un servidor contratado con servicio ilimitado. (Leer el resto aquí…)